¿Nos ayudas a cambiar las reglas?

La Comisión Europea ha abierto una consulta pública para una nueva ley que podría exigir que las empresas de la UE se aseguren de que su actividad no dañe a las personas ni al medio ambiente en todo el mundo, y en caso de hacerlo pedir responsabilidades. Esta ley podría poner fin a sus continuos abusos: el trabajo forzoso, la deforestación, la represión sindical, el acaparamiento de tierras, el vertido de desechos tóxicos, las emisiones de CO2 sin control y la destrucción de la biodiversidad. Esta consulta pública estará abierta hasta el 8 de febrero y, desde Amigos de la Tierra, te invitamos a participar.

Por ahora, no está nada claro que la nueva ley que UE propone sea lo suficientemente fuerte como para acabar con estas continuas prácticas empresariales abusivas. Por ello, pedimos a las personas decisoras políticas de Europa que responsabilicen legalmente a las empresas europeas por cualquier daño que causen a las personas y al planeta y que participen en el proceso de la ONU por un tratado vinculante para las empresas en relación con los derechos humanos. ¡Necesitamos y exigimos defender los derechos humanos y el medio ambiente!

Amigos de la Tierra junto a más de 100 organizaciones hemos lanzado una campaña de recogida de apoyos para asegurarnos de que esta nueva ley sea una ley sólida y vinculante que realmente defienda a las personas y el planeta.

Entra AQUÍ y únete

¿Qué es lo que está en juego?

Las grandes corporaciones, desde los gigantes de los combustibles fósiles y los agronegocios hasta los minoristas de moda y los fabricantes de productos electrónicos, operan con impunidad en todo el mundo violando sistemáticamente los derechos humanos. Destruyen el medio ambiente, aceleran el cambio climático, abusan de los derechos de las personas trabajadoras y sindicales, expulsan a las comunidades indígenas de sus tierras y apoyan la esclavitud. En la actualidad quienes se enfrentan a los abusos corporativos en todo el mundo a menudo pierden sus trabajos, se les encarcela, desaparecen o algo peor. Esto sucede especialmente en países de bajos ingresos de todo el mundo que necesitan nuestra solidaridad.

¿Qué es la «debida diligencia en materia de derechos humanos y medio ambiente?

Se entiende como el proceso por el que las empresas deben identificar, prevenir, mitigar y rendir cuentas por los impactos negativos reales o potenciales, en sus actividades globales y cadenas de valor, las cuales a menudo incluyen filiales, subcontratistas, proveedores y otras relaciones económicas.

Llevamos muchos años denunciando este injusto y despiadado sistema empresarial ¡Queremos una ley para proteger a las personas y al planeta de los abusos que cometen las grandes corporaciones!

¡Firma aquí para llevar este mensaje a la UE y que no se doblegue ante los poderes económicos y sus malas prácticas!

Puede que te guste ...

A %d blogueros les gusta esto: